martes, 10 de diciembre de 2013

10 de diciembre: Día de los derechos humanos y día del inicio de una nueva dictadura en Nicaragua



Hoy 10 de diciembre se celebra el Día Mundial de los Derechos Humanos. Sin embargo, dicha materia continúa (y muy probablemente continuará) como materia pendiente en nuestro país.

No vamos a comentar el sinnúmero de atropellos que constantemente el gobierno de Daniel Ortega ha hecho sobre los derechos humanos de toda la población nicaragüense, ya no digamos los derechos humanos de gays, lesbianas, trans, bisexuales, intersexuales y resto de la población sexualmente diversa del país. Más de 65 recomendaciones hechas en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, duermen el sueño de los justos en espera de que sean implementadas por el gobierno y el Estado de Nicaragua, entre ellas algunas que se refieren directa y expresamente a garantizar y revindicar los derechos humanos de gays, lesbianas, trans y bisexuales de nuestro país.

En un hecho sin precedentes en la historia de nuestra nación, el día de hoy, la bancada sandinista (con mayoría en la Asamblea Nacional de Nicaragua) aprobó una serie de reformas constitucionales que constituyen ´la cereza del pastel´ que corona la sepultura de la democracia en nuestro país y la vuelta a un régimen autárquico y autoritario que ahora asesta un certero golpe a las libertades y garantías públicas y le permite a Ortega la reelección vitalicia indefinida y el control total del aparato estatal y de gobierno (que era lo que le faltaba para garantizar su proyecto dictatorial).

Asistimos al fin de lo que alguna vez fue un sueño revolucionario y, a través de lo ocurrido en la Asamblea Nacional, se permite ahora que la historia se repita nuevamente y una nueva dictadura se ha instalado y oficializado en nuestro país.

Hoy queda claro que, tras lo ocurrido, los derechos humanos pasan a ser un tema de muy poca trascendencia en nuestro país. Queda claro que la implementación de las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas no es tema prioritario en la agenda de país. Queda claro que la democracia ha sido atropellada y que empieza nuevamente una era del terror, y queda más que claro que, con lo ocurrido hoy, el supuesto ´proyecto revolucionario´ se vuelve un ´proyecto totalitario´ que excluye completamente a la población gay, lésbica, trans, bisexual, etc., y nos condena nuevamente al olvido y a la exclusión social. 

Fuente: CHN.
Imagen: Cayó la justicia (tomada de internet, editada parcialmente).

No hay comentarios:

Publicar un comentario