lunes, 21 de octubre de 2013

Un grupo homófobo intenta prohibir una campaña pro-gay en los autobuses de Londres

La organización cristiana Core Issues Trust, un grupo dedicado a promocionar las peligrosas “terapias reparadoras” de la homosexualidad, ha interpuesto una demanda contra la compañía de transportes públicos de Londres para prohibir una campaña de apoyo  las personas gays y lesbianas en los autobuses de la capital británica.

El anuncio contra la homofobia de Stonewall, que salió a la luz el año pasado, muestra en los famosos double-deckers la frase ¨Some People are gay. Get over it!¨que se traduce “Algunas personas son gays. ¡Supéralo!”. En abril de 2012, Core Issues Trust presentó su propia campaña, que pretendía ser una respuesta a Stonewall, utilizando incluso un grafismo similar: “¡No gay! Ex-gay, post-gay y orgulloso. ¡Supéralo!”.

El alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson, prohibió, a las pocas horas de divulgarse la campaña, que los autobuses promocionaran las ´terapias reparadoras´ de la homosexualidad. “Londres es una de las ciudades más tolerantes del mundo, intolerante con la intolerancia. Es claramente ofensivo sugerir que ser gay es una enfermedad de la que alguien se puede recuperar y yo no estoy preparado para que esa sugerencia circule por Londres en nuestos autobuses, declaraba entonces Johnson. El tribunal superior de justicia londinense falló a favor de la decisión del alcalde. La magistrada Beverley Lang decretó que Johnson no había cometido un abuso de poder prohibiendo los carteles homófobos, pero cuestionó que no hiciera lo mismo con los de Stonewall, ya que según ella, su campaña es “altamente ofensiva para los cristianos fundamentalistas” que creen “que el sexo gay es un pecado”.

Core Issues Trust se agarra a este argumento para intentar obligar al consorcio de transportes de Londres (TfL) a retirar los anuncios contra la homofobia. Según Michael Davidson, miembro de la asociación, Stonewallestá incumpliendo deliberadamente las sentencias del tribunal al renovar su campaña publicitaria en los autobuses que fue claramente prohibida por el anterior fallo de la magistrada Lang”. Un portavoz de TfL declaró que la campaña pro-gay ¨está en línea con nuestra política de publicidad¨. Desde Stonewall, Richard Lane se mostró convencido de que “muchos cristianos se desesperarán sin duda con que Core Issues Trust elija de nuevo gastar unas 30.000 libras en gastos legales para defender sus prácticas de vudú de ‘curación gay’”. La resolución al asunto debería llegar antes de final de año.

Fuente: dosmanzanas (editado parcialmente).
Imagen: dosmanzanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario