jueves, 1 de agosto de 2013

El cura Bergoglio invitó a diputados franceses a "abolir" la ley del matrimonio gay


Pocos días después de la celebración del primer matrimonio gay en Francia, el cura Bergoglio transmitió a una delegación de diputados franceses un mensaje claro: si es necesario, no deben dudar en abolir leyes contrarias a los principios de la Iglesia Católica para "proporcionar una calidad vital que eleve y ennoblezca a la persona".
Francisco  afirmó que el principio de laicidad que rige las relaciones entre Francia y las confesiones religiosas no debe suponer la exclusión de la religión de la esfera social y además, hizo hincapié en que la Iglesia "quiere aportar su contribución" en temas profundos que se dedican a una visión más completa de la persona; no sólo "a nivel antropológico o social, sino también en los ámbitos político, económico y culturales".
Refiriéndose a los presentes, el cura Bergoglio dijo que la misión de los políticos es mejorar la vida de los ciudadanos y que tienen que ser sensibles a sus "verdaderas necesidades" y subrayó que Francia es una nación en la que se miran muchos países. "Vuestra obligación es proponer leyes, enmendarlas, pero también abolirlas. Por ello es necesario infundir en ellas un espíritu, un alma, que no refleje solamente los modos y las ideas del momento, sino que confieran una calidad vital que eleve y ennoblezca al ser humano", sostuvo.
Recientemente el Gobierno francés aprobó el matrimonio igualitario, en medio de las protestas y actos de violencia de una parte de la población.
Fuente: tn de Argentina (parcialmente editado).
Imagen: Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario