lunes, 29 de julio de 2013

Familias homoparentales, tan buenas como las familias heterosexuales


Un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts en Amherst, encontró que las únicas desventajas que enfrentan hijos de padres homosexuales son la discriminación y los prejuicios inexplicables de personas ignorantes.


Recientemente se ha generado un debate sobre la influencia que tiene la orientación sexual de los padres en la vida de sus hijos. La gente se pregunta si las familias homoparentales (familias fundadas por parejas homosexuales) son un ambiente seguro para que los niños crezcan, incluso algunos aseguran que tener dos padres o dos madres, podría provocar severos trastornos mentales en los niños, depresión y actividad criminal, pero los estudios indican lo contrario. 

Según una investigación publicada recientemente por la Universidad de Massachusetts en Amherst, los niños resultan más afectados por la relación (buena o mala) entre sus padres, que por la orientación sexual de estos. Los investigadores compararon los datos de 104 familias, 50 de ellas formadas por padres heterosexuales, 29 por padres gays y 25 por madres lesbianas. Se investigó el nivel de felicidad en la vida de los hijos de todas estas familias.

El estudio reveló que en las familias homoparentales los deberes eran divididos uniformemente, en comparación a las familias heterosexuales, donde el rol de género tenía un papel preponderante al momento de asignar ciertas tareas al padre o la madre. Pero más allá de la orientación sexual de los padres, los investigadores concluyeron que el nivel de felicidad en los hijos estaba directamente relacionado con lo felices que eran los padres respecto de las responsabilidades que asumían con los niños; es decir lo contentos que se sentían con las actividades de cuidado que a cada padre o madre le "tocaban".

Rachel H. Farr, uno de los investigadores, afirma que si bien alimentar, vestir y dedicar tiempo para jugar con los niños, son actividades cotidianas que no incrementan mucho la felicidad de los niños, el humor con que se realicen si tiene una gran influencia . "Los padres que estaban más satisfechos con las responsabilidades que les tocaban, tenían hijos con menos problemas de conducta, como mentir o mostrar un comportamiento agresivo".

De hecho, los niños cuyos padres son miembros de la Comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual, Trans), no tienen necesariamente ninguna desventaja frente a los hijos de padres heterosexuales (padre y madre). Las únicas desventajas reales que enfrentan son la discriminación y los prejuicios inexplicables de personas ignorantes. Los que los critican no son sólo no ayuda, sino que también son los únicos que realmente perjudican a estos niños.

Fuente: SPD.

Imagen: Tomada de internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario