miércoles, 17 de julio de 2013

10 mitos sobre los hombres gays


Publicamos a continuación este artículo que consideramos es de sumo interés para contribuir a desmitificar y desmentir mitos y estereotipos infundados acerca de los hombres gays que se convierten en armas más fuertes para aquellos que buscan oprimir a los demás en esta sociedad cada vez más machista y patriarcal. Esperamos sea de su utilidad y que se lo gocen tanto como nosotros lo hicimos.

Como los EE.UU - y casi todo el mundo llamado "civilizado" - (en serio?) ha seguido evolucionando, y los hombres homosexuales se han convertido en cada vez más abiertos acerca de nuestra verdadera identidad, debemos aprovechar todas las oportunidades para educar a otras personas sobre lo que es correcto y lo que no, en relación a la homosexualidad masculina.

Aquí están 10 de los mitos más problemáticos y los estereotipos que juegan un papel en la descripción equivocada y la deshumanización de los hombres gay.

1. "Los hombres gays son mujeres."

La idea que vincula directamente a la homosexualidad masculina con la feminidad es errónea. Aunque por supuesto hay algunos hombres homosexuales que tienden a expresarse (a través del habla, la vestimenta y el comportamiento) de maneras que son tradicionalmente consideradas como "femeninas", hay muchos otros que no se comportan como tales. Pero incluso los hombres que tienden a comportarse de manera afeminada no son merecedores de humillación pública. Lo que es problemático es la suposición de que todos los hombres homosexuales muestran el mismo tipo de comportamiento de género. Los homosexuales, como grupo, presentan gran diversidad en sus expresiones y manifestaciones de la masculinidad y la feminidad. Parte de la razón por la que este mito de la "feminidad" de los hombres gay sobrevive es porque muchos hombres gay  no necesariamente manifiestan o expresan su orientación sexual y los que sí lo hacen tienden a manifestarlo de manera muy "amanerada" o "afeminada". En este sentido podríamos decir que, los hombres gays más visibles son aquellos que a menudo pueden manifestar superficialmente el estereotipo de la feminidad?

2. "Los hombres homosexuales están a la moda, disponemos de apartamentos ordenados, y del amor de Madonna!"

En relación con los mitos sobre la aparente feminidad de otros hombres gay abundan también los estereotipos sobre la personalidad de los hombres homosexuales. Algunos de estos estereotipos son tan fuertes que es lo que algunas personas piensan que es muy normal entre ellos. En realidad, las diferencias de personalidad entre los hombres gays son tan diversas como cualquier otro grupo. Sí, hay algunos hombres homosexuales que muestran un interés por la moda, y que cuidan de su apariencia (quizás a veces de manera un tanto excesiva), que tienen apartamentos meticulosamente limpios, y son grandes fans de Madonna, Cher, Honey Boo Boo, Kylie Minogue y Lady Gaga! Sin embargo, hay muchos otros hombres gay que no muestran este tipo de predilecciones. Mientras que los estereotipos basados ​​en la personalidad sobre hombres gays hacen parecer el ambiente algo particularmente tóxico, son igualmente dañados en la medida en que desempeñan un papel que pretende homogeneizar a los hombres gay y que oculta su singularidad como seres humanos individuales.

3. "Los hombres gay se sienten atraídos por los hombres y no pueden controlar sus deseos."

La idea de que los hombres gay tienen algún tipo de deseo sexual universal para todos los hombres es simplemente absurdo. El predominio de este mito en algunos contextos sociales, sin embargo, crea problemas particulares para los hombres gay ¿deseas participar en dominios (por ejemplo, deportes, militares) que se asocian fuertemente con la "masculinidad heterosexual"? Las sugerencias de los hombres heterosexuales que "temen" el tener que compartir las habitaciones o instalaciones deportivas o cuarteles militares con hombres gays y que promueven la idea dañina de que los hombres gay son depredadores en  esencia, es totalmente falsa.

4. "Los hombres homosexuales son promiscuos y están obsesionados con el sexo."

Abundan los mitos sobre la aparente promiscuidad de los hombres gay, como si el sexo con múltiples parejas y una incapacidad para ser fieles fuesen características fundamentales exclusivas de la homosexualidad masculina. La promiscuidad sexual, es un fenómeno humano que no está vinculado exclusivamente con un tipos particulares de orientación sexual. Como con cualquier grupo de celebridades, el comportamiento sexual de los hombres gays varía enormemente de una persona a otra, con algunos muy  sexualmente activos y otros totalmente carentes de esto hasta casi ser célibes. Al igual que todos los seres humanos, los hombres gays tienen deseos sexuales. La sugerencia (que es ridícula a todas luces) se oponen a la igualdad que el deseo homosexual masculino es intrínsecamente más "sexual" o más "hedonista" que el deseo heterosexual (lo cual, insistimos, es sencillamente ridículo e infundado).

5. "Los hombres gay se centran en el sexo anal e imitan los roles femeninos masculinos en el sexo."

La característica principal de la homosexualidad masculina es la atracción sexual hacia otros hombres, no un enfoque especial exclusivo en un comportamiento o una práctica (por ejemplo, el sexo anal). Hay muchos tipos diferentes de comportamientos que los hombres homosexuales pueden participar al interactuar sexualmente con otros hombres. El sexo anal es de hecho una actividad como tal, pero el objetivo ciertamente no es el de una actividad en la que todos los hombres homosexuales quieran participan, ni es una que la gente heterosexual no quiera o no pueda participar tampoco. Todo lo que se centra en tratar de identificar "quién es el hombre" y "quién es la mujer" que asume erróneamente que los hombres gays actúan papeles que caen o que tienden a emular el sexo anal heterosexual es totalmente falso. Mientras que algunos hombres homosexuales fuertemente se identifican con los roles "top / activo" o "bottom / pasivo" (los cuales son definiciones totalmente distintas a querer ejercer el papel de "mujer" o de "hombre" durante la relación sexual), muchos otros se consideran a ellos mismos como "versátiles" y no se identifican exclusivamente con cualquier o algún papel en particular.

6. "El VIH / SIDA es principalmente una enfermedad de hombres gays."

En contextos sociales heterosexistas y homofóbicos, el VIH / SIDA se tergiversó con frecuencia como una enfermedad de hombres gay. Mientras que en los EE.UU. el etiquetar a la enfermedad como de un "gay" permite afirmar que la transmisión del VIH a nivel mundial se asocia únicamente con un grupo especial o particular en lugar de ser inclusivo de todo el género humano (seres de todas las orientaciones sexuales). La discriminación social contra los homosexuales puede tener efectos directos sobre las personas, afectando su autoestima y llevar a algunos hombres a involucrarse en comportamientos que a todas luces les ubican en lugares de alto riesgo para su salud.

7. "Los homosexuales no están orientados a las relaciones."

La sugerencia de que el ser homosexual  haría a los hombres gays menos capaces de enamorarse de otra persona es ilógica y no tiene ninguna base en la realidad. Los opositores a la igualdad de matrimonio demonizan a los hombres gay como obsesionado con el sexo, por una parte y, sin embargo, por otro lado se niegan a apoyar su acceso a una institución (el matrimonio) que tiene como objetivo fomentar la monogamia sexual y el compromiso de toda la vida interpersonal. Lo que es realmente sorprendente es que a través de la historia y hasta nuestros días, muchos hombres gay han estado dispuestos a mantener relaciones comprometidas a largo plazo con una pareja masculina a pesar de tener que lidiar con una intensa discriminación social y la falta de apoyo estructural para sus relaciones. A medida que la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo se generaliza más, un número creciente de parejas de hombres están optando para formalizar legalmente sus relaciones.

8. "La homosexualidad masculina es causada por la crianza de los hijos o trauma en la niñez."

Jajajajaja, nada más ridículo y disparatado. Muchos de los que se opone a la igualdad LGBT descartan las bases biológicas de la orientación sexual y otras teorías con respecto a promover el desarrollo de una orientación homosexual. Algunos sostienen que se desarrolla la orientación homosexual masculina como resultado de algún tipo de crianza de los hijos: como la presencia de una madre excesivamente involucrada y / o un padre desaparecido durante años. No hay evidencia que sugiera tales cosas. Otros sugieren que el abuso sexual en la infancia puede, potenciar el desarrollo de una orientación homosexual. Una vez más, no hay evidencia para apoyar esta afirmación. La sugerencia que el abuso hace que se desarrolle una orientación homosexual, no se sostiene porque muchos gays no tienen tales antecedentes de abusos.

9. "Los hombres gay masculinos no son confiables para el entorno de los niños."

Los opositores a la igualdad con frecuencia se esfuerzan tanto en manifestar cierta relación entre la homosexualidad masculina y la pedofilia. En realidad, los dos fenómenos no tienen nada en común: los hombres homosexuales no son más propensos de abusos sexuales que los niños heterosexuales. Este intento atroz de caracterizar erróneamente los homosexuales como "abusadores de menores" y "reclutadores" de  la  homosexualidad se vuelve particularmente problemático en los dominios donde el cuidado de los niños es de suma importancia, y en las escuelas, así como en actividades basadas en ​​organismos como por ejemplo, los Boy Scouts. Lamentablemente, en sus esfuerzos para evitar la etiqueta tóxica de "pedófilo", algunos hombres gays socialmente siguen los mismos pasos de los hijos varones de amigos y/o relativos heterosexuales, y evitan los roles laborales que involucren estrecho contacto con los niños, o coros o de proseguir con la vida como un acogimiento familiar o padres adoptivos.

10. "Dos hombres homosexuales que viven en pareja no pueden criar hijos sanos y felices."

Quienes apoyan esto con frecuencia afirman que los niños necesitan una "mamá y papá" con el fin de prosperar en la vida. En lugar de centrarse en sus esfuerzos de prevención del divorcio heterosexual estas personas se centran en las supuestas amenazas de la paternidad por parte de parejas del mismo sexo. En realidad, no hay evidencia para apoyar la idea de que los niños criados por parejas de hombres gays son dañados psicológicamente, socialmente o físicamente como resultado de haber sido criados por dos hombres. Miles de niños en Estados Unidos y otros países occidentales son criados por parejas de hombres homosexuales. De la investigación en ciencias sociales de amplia gama y de amplitud de configuraciones y disciplinas han demostrado que los niños criados por parejas del mismo sexo (incluyendo parejas de hombres gays) experimentan resultados similares a los planteados por las parejas de distinto sexo en relación con el desarrollo psicológico, físico y social.

Fuentes: Varias. Una versión de este artículo apareció originalmente en The Huffington Post.
Foto: Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario