martes, 14 de mayo de 2013

Homofobia de Estado legalmente institucionalizada en Nicaragua, a través de un ´acuerdo de cooperación´

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Omar Cabezas Lacayo, y el Viceministro de Cooperación del Reino de Noruega, Arvinn Gadgil, firmaron ayer la segunda fase del acuerdo de colaboración para la promoción, defensa y restitución de los derechos humanos a la diversidad sexual en lo que a todas luces parece esgrimir un plan perfectamente bien orquestado por las autoridades del gobierno de Nicaragua para asestar un certero golpe contra las distintas expresiones de LGBTI del país camuflado como ´apoyo´ y ´cooperación´.

El acuerdo establece como objetivo que la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) de Nicaragua goce del pleno respeto, protección y defensa de todos sus derechos humanos, como miembro activo de una sociedad inclusiva y progresista, y que dicha labor se continuará desarrollando en ¨alianza con la población organizada e instituciones públicas de Nicaragua, bajo la asesoría de la Procuradora Especial de la Diversidad Sexual¨.

Inmediatamente fuera publicada la nota, algunos activistas de LGBTI consultados manifestaron su inconformidad y protesta formal ante el documento publicado pues ¨claramente establece que ahora las distintas expresiones de LGBTIQ han perdido su autonomía y que ´bajo la asesoría´ establecida como potestad de la Procuradora Especial de la Diversidad Sexual potencialmente se sienta un  nuevo precedente que claramente condicionará qué organizaciones serán beneficiarias de dicho ´apoyo´ de parte de la cooperación y qué organizaciones no serán acreedoras de tal beneficio lo cual, adicionalmente, impondrá inexorablemente criterios de competencia desleal y clientelismo entre las distintas organizaciones y movimientos de LGBTIQ con tal de verse ´favorecidos´ por su gracia para ser acreedores de la ayuda de la cooperación internacional que se vuelve cómplice del gobierno nicaragüense y favorece así una práctica de homofobia de estado que se ´camufla´ tras esta mampara de ´asesoría´. De cuándo acá las expresiones, organizaciones y movimientos de LGBTIQ tenemos que tener asesoría, supervición o acompañamiento de funcionarios de gobierno para realizar nuestro trabajo?¨ - concluyeron.

La nota completa que fuera publicada por la PDDH puede ser leída en: http://ods.pddh.gob.ni/?p=1342

Fuente: Página web del observatorio de la diversidad sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario