miércoles, 20 de marzo de 2013

El activista Ebén Díaz envía carta al embajador nica en Ginebra

Supimos de último minuto que el activista Ebén Díaz reaccionó ante la propuesta que se discute actualmente en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra. La propuesta fue presentada por Qatar, Bangladesh, Egipto, Mauricio, Marruecos, Rusia, Túnez, Uganda y Zimbabwe el pasado 15 de marzo. Reproducimos a continuación la parte medular de la carta enviada por el activista Díaz al embajador nicaragüense en Ginebra el día de hoy y copiada a la Secretaria de Comunicación Social de la Presidencia de la República.


Embajador, mis contactos LGBTI en Ginebra me comentaron el día de ayer que una propuesta de defensa de ¨derechos de las familias¨ (introducida el pasado 15 de marzo por iniciativa de Qatar, Bangladesh, Egipto, Mauricio, Marruecos, Rusia, Túnez, Uganda y Zimbabwe) que está en discusión en estos próximos días.

Me pronuncio para expresar a usted nuestro planteamiento en contra de dicha propuesta porque la consideramos lesiva de los derechos humanos básicos. La declaración universal de los derechos humanos define claramente el alcance de dichos derechos y no debería trastocarse esa definición hacia otras propuestas que podrían ir en perjuicio de los derechos de las personas como fin supremo. Los derechos humanos nunca han estado orientados a la defensa de instituciones u organizaciones. El marco de los defensa para esos casos debería ser otro totalmente distinto y no se debería pretender confundir una cosa con otra. 

Por ende, consideramos que, en consecuencia y congruencia con la declaración y su espíritu, cualquier propuesta presentada ante el Consejo de Derechos Humanos por cualquier país, debería ir en tono hacia la defensa de los derechos humanos de las personas.

Por otro lado, si bien reconocemos a las familias como una de tantas expresiones de base de la sociedad, el concepto como tal de ¨familia¨ que se maneja en dicha propuesta que se discute, debe ser inclusivo e incluyente de otras distintas acepciones que no necesariamente se reconocen, mencionan o incluyen en la propuesta actual y en consecuencia, mientras dicho concepto no incluya estas otras acepciones, consideramos que no es consecuente ni adecuado para ser manejado como tal y mucho menos para ser receptor de ¨derechos¨. 

Agradeceríamos se apropie usted de nuestros argumentos y nuestra petición, y por favor exponga usted estas inquietudes en el seno de estos países que están presentando esta propuesta de modo que esta sea revisada y, en la medida de lo posible, sea redactada de manera que desista de ir en contra del espíritu de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que incluya, en la definición de ¨familia¨ o ¨familias¨ otras acepciones que realmente sean incluyentes e inclusivas de la variedad de expresiones que sobre la misma se expresan para y desde el género humano. - concluye la misiva.

Fuente: Ebén Díaz (editada parcialmente y con el permiso del activista).

No hay comentarios:

Publicar un comentario