viernes, 15 de febrero de 2013

Facebook cerró una página para practicantes del bareback

 
Facebook clausuró el martes una página dedicada a la práctica del barebacking, horas después que esta atrajese la atención de un conocido sitio de noticias LGBTI. La página en cuestión era utilizada por practicantes del sexo sin protección para establecer contactos y antes de su cierre contaba con más de 20.000 seguidores y era tema de conversación para más de 5500 personas. 

El sitio de noticias LGTB en cuestión colgó este martes un artículo sobre la polémica página, dedicada a la práctica del barebacking o bareback (es decir, sexo anal sin protección). El artículo mencionaba que algunos de los seguidores de la página la estaban usando para buscar contactos sexuales sin protección, y se preguntaba si Facebook debería permitir la existencia del sitio. La noticia desencadenó un intenso debate, y horas más tarde la página en cuestión había desaparecido (Facebook confirmó después que la página había sido retirada). Cabe notar que la página no violaba - al menos en sentido estricto - ninguna de las normas de la conocida red social, que en particular prohíben contenidos con desnudez, pornografía infantil y aquéllos que alienten conductas de automutilación, trastornos de la conducta alimentaria o abuso de drogas duras.

Los partidarios de mantener la página esgrimen el argumento de la responsabilidad personal, aduciendo que nadie debería entrometerse o censurar las practicas sexuales consentidas entre adultos. Otros se apoyan incluso en los avances en los tratamientos del VIH para sostener que el bareback ya no es una práctica de riesgo tan alto (no podríamos estar más en desacuerdo con este peligroso argumento).

Desde el otro lado de la discusión se indica que páginas como ésta contribuyen al auge del bareback -  especialmente entre los más jóvenes - presentando dicha práctica como algo normal y atractivo (por ejemplo, según un reciente estudio de la Red Sanitaria Comunitaria de Nueva York, un 47% de los hombres gays y bisexuales que usan aplicaciones móviles para establecer contactos sexuales declaran practicar el bareback “siempre, a menudo o a veces”). Y otros detractores de la página señalan que las prácticas de riesgo constituyen una cuestión de salud pública, cuyo impacto va más allá del individuo y afecta - también económicamente - al conjunto de la sociedad.

Fuente: Dosmanzanas (parcialmente editado).
Imagen: Alto riesgo biológico (Dosmanzanas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario