martes, 8 de enero de 2013

El discurso incompleto, inmoral e injustificable del cura Benedicto XVI sobre el tema de la familia y su relación con el libre albedrío

-->
Leímos con detenenimiento el mensaje que ¨SuSan¨ (nombre de cariño que le damos) mejor conocido como el cura Benedicto XVI dirigiera el pasado 21 de diciembre, como saludo de navidad, dirigido a la Curia romana y muy especialmente el párrafo número 6 de dicho mensaje (ver texto íntegro en el link del pié de página) en el que pretende hacer una justificación ya de por sí arcaica, vetusta, desgastada y agotada sobre el rol de la familia heterosexual tradicional en la sociedad, rol que más de una vez ha demostrado ser totalmente ineficaz e insuficiente y, como nosotr@s no estamos de acuerdo con modelos únicos (y retrógrados) sino que apostamos más bien por distintos matices y sabores, consideramos que su discurso – como era de esperarse – continúa siendo homofóbico, discriminador y totalmente carente de argumentos.

No entraremos a debatir nociones y conceptos sobre teoría de género porque para empezar no es el ¨fuerte¨ del Vaticano y, en consecuencia, curas y sacerdotes son los menos indicados para hablar sobre ello (ahora resulta que no bastándoles con predicar desde el púlpito sus engaños e interpretaciones antojadizas, amañadas y acomodadas a sus propios intereses, también nos vienen a querer enseñar teoría de género? Faltaba más!!). Ya no digamos que la Iglesia Católica carece de toda autoridad para hablar sobre el tema de la familia pues los mismos curas y sacerdotes católicos han violentado en más de una ocasión el significado de la familia al violar a niños y niñas quienes, desdichadamente, han sido sus víctimas (ejemplos sobrados tenemos en Irlanda, Italia y Nicaragua) y sobre los cuales la mismísima curia vaticana - en complicidad - ha guardado absoluto y hermético silencio.

Sin embargo hay algo que Benedicto XVI y demás secuaces del Vaticano se cuidan siempre de mencionar y que tiene base en la mismísima Sagrada Escritura: el innegable, incuestionable y por voluntad divina estatuido derecho al libre albedrío que tiene todo ser humano! Muy a su pesar y por encima de toda autoridad papal, la Biblia como suprema norma de fe y práctica indica claramente que el mismísimo apostol en la Epístola a los Romanos expresa lo siguiente: ¨¿Es que el alfarero no es dueño de hacer de una misma masa unas vasijas para unos usos y otras para otros usos?¨  (Romanos 9:21).

Al final todo lo que indicó la de Beauvoir en sus teorías de género – y muy a pesar de lo que le parezca o no al Vaticano -  es la puritita y mera verdad: cada ser humano tiene (por mandato de la mismísima Providencia Divina) el derecho a hacer con su vida lo que le dé la regalada gana… y si al cura Benedicto XVI y resto de ´personal´ del Vaticano no les gusta, pues qué pena pero no tienen mayor autoridad que la Sagrada Escritura y se la tendrán que aguantar le guste o no!!!

Fuentes: Biblia - internet. El contenido íntegro del mensaje de SuSan (disponible solamente en Inglés) puede ser leído en:  http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/speeches/2012/december/documents/hf_ben-xvi_spe_20121221_auguri-curia_en.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario