miércoles, 21 de noviembre de 2012

Congresos de Colombia y Uruguay debaten sendos proyectos de ley sobre el matrimonio homosexual



El debate en el Congreso colombiano se aplazó en primera instancia porque hubo propuestas para escuchar a varios sectores y por el rechazo a las palabras homofóbicas de un senador (Roberto Gerlein) quien se expresó de manera muy discriminatoria contra los homosexuales. El senador en cuestión sostuvo que el sexo entre personas del mismo sexo era "sucio, asqueroso, un sexo que merece repudio, un sexo excremental".

El proyecto en cuestión requiere cuatro debates (según las normas colombianas), y fue presentado porque la Corte Constitucional (máxima instancia para dirimir asuntos de la Carta Magna), dejó el 26 de julio del 2011 en manos del Congreso la decisión de legislar sobre los matrimonios de parejas del mismo sexo.

Hoy en día en Colombia, las parejas homosexuales pueden registrar ante un notario las llamadas "uniones de hecho" o "uniones civiles", pero sin que ello constituya "un matrimonio" y se disfruten todos los derechos, incluyendo adoptar. Ya las parejas del mismo sexo, por decisión de la misma Corte Constitucional desde 2007, pueden heredar, afiliarse al sistema de salud y de pensiones.

Aunque no hay cifras oficiales, grupos no gubernamentales como Colombia Diversa, que defiende los derechos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgéner@s (LGBT), calcula que al menos entre 8% y 10% de la población del país de unos 46 millones de personas, sería gay y al menos 300 mil colombian@s viven formando parejas del mismo sexo.

Por otro lado, hoy miércoles el Congreso uruguayo inicia a debatir un proyecto de ley para que parejas del mismo sexo tengan los mismos derechos que las parejas heterosexuales. La iniciativa tiene 29 artículos que suponen modificaciones al Código Civil uruguayo de modo de adaptarlo para que las parejas homosexuales tengan los mismos derechos que las heterosexuales, explicó Anibal Pereyra del oficialista Frente Amplio (FA) que busca la reivindicación de los derechos humanos e inclusión de minorías sociales. ¨Las leyes…. deben dar cuenta de la realidad de su tiempo, tratando de organizar mejor la vida social, ese es el objetivo de la ley¨ destacó Pereyra.

Federico Graña del colectivo Ovejas Negras de defensa de los derechos de LGBTIQ dijo que la iniciativa de ley ¨supone un gran avance para la sociedad uruguaya¨.

Uruguay cuenta con leyes en materia de igualdad que permite a gays registrarse como parejas y adoptar niñ@s, pero no pueden unirse en matrimonio. En América Latina, el matrimonio igualitario solo es legal en Argentina, en México DF y en el estado de Quintana Roo. En Brasil, la  Corte Suprema reconoció la legalidad de este tipo de enlaces.

Fuentes: sentidog.com, anodis.com, starmedia.com (parcialmente editados).
Foto: Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario