martes, 21 de febrero de 2012

Otro crimen de odio contra un hombre gay en Ticuantepe, Nicaragua?


Un cuerpo abandonado a la orilla de un plantillo dentro de la finca San Ramón, en la comarca Buenos Aires, Ticuantepe, alteró la tranquilidad de los habitantes del lugar, ayer por la mañana.

Nadie podía creer que se trataba de Pablo Esteban Reyes Plata, de 40 años, a quien todos conocían como “Pablito”, porque no se involucraba con nadie.


Los peritos del Instituto de Medicina Legal manifestaron que el cuerpo de Reyes Plata a simple vista no presentaba señales de violencia, pero en las uñas de las manos tenía restos de piel y cabello, como si se hubiera defendido de alguien.


Los que lo hallaron fueron los trabajadores de la comuna que pasaron arriba del camión y al reconocerlo nos llegaron a avisar, fue como a eso de las siete de la mañana. Él era homosexual, pero con nadie tenía problema.


Parece que iba a dejar a un amigo que vive por estos lados, y que según dicen también andaba tomando (el domingo) con él”, manifestó Luis Reyes Plata, de 58 años, hermano de la víctima.


Las autoridades del Distrito V de Policía se hicieron presentes a la escena con la técnica canina para determinar quién es el autor o los autores del homicidio, aunque se desconoce cuál fue el móvil del crimen, porque Reyes Plata tenía todas sus pertenencias.


Duro golpe

En la vivienda donde habitaba Pablo Esteban Reyes Plata nadie se atrevía a darle la mala noticia a doña Estebana Plata, de 78 años, quien llegó al hogar ayer a las diez de la mañana, luego de vender frutas en el Mercado Oriental.


¿Qué pasa? ¿Por qué no fuiste a trabajar?”, preguntó la anciana angustiada a una de sus nietas…. Es que Pablito está muerto, lo mataron”, contestó la interrogada.


¿Qué? Mi muchachito, ¡ay! Señor, si yo tuve el presentimiento, soñé que me lo seguían con un machete y él (Reyes Plata) nunca me hizo caso, tantas veces le dije que no saliera… Yo también me quiero morir… ¿Qué voy a hacer sin mi hijo?”, se preguntaba en medio del llanto Estebana Plata.


Él era el hijo más atento con ella, cuando ella regresaba (de vender) la recibía con su comidita caliente. Independientemente de su preferencia sexual, no merecía morir de esa manera”, comentó Doris Iglesia, una de las vecinas de la víctima.


Reyes Plata era uno de los mayores de los siete hijos que Estebana Plata procreó. La víctima era comerciante, no tuvo hijos y su cuerpo fue velado en la comarca Buenos Aires, donde también descansarán sus restos.


Este es el segundo crimen contra hombres que tienen una opción sexual diferente, porque hace menos de 15 días un joven leonés - Eddy Ramírez - fue asesinado a garrotazos por sus vecinos.


Fuente: El Nuevo Diario en: http://www.elnuevodiario.com.ni/sucesos/242461-crimen-de-odio-contra-gay

Foto: El Nuevo Diaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario