lunes, 20 de febrero de 2012

Organizaciones y activistas de Diversidad Sexual claman justicia por crimen de odio en Nicaragua


Organizaciones y activistas de la diversidad sexual demandaron justicia en el caso de Eddy Napoleón Ramírez Novoa, muerto a garrotazos por los hermanos García López, y señalaron -la negligencia de - la Policía Nacional por no prevenir el crimen.

Marlene Vivas, en representación del Movimiento de Diversidad Sexual de Nicaragua, dijo que este no sólo es un crimen de odio por la opción sexual de Eddy, sino también un caso de discriminación de las autoridades, responsables de la prevención del delito.

Con anterioridad Eddy había denunciado en la estación policial sobre los ataques y la discriminación de sus familiares, pero no quisieron tomar la denuncia”, asegura Vivas, alegando que a pesar de que con el actual gobierno han avanzado en los derechos de las personas con opción sexual diferente, la discriminación y los abusos continúan, no sólo de la sociedad, sino también de parte de algunos funcionarios públicos.

Por su parte Bismark Moraga, del Movimiento de Diversidad Sexual, dijo que en el día del juicio estarán en los juzgados de León, reclamando por justicia, así también realizarán plantones para dejar clara a la sociedad que su opción sexual no les excluye de tener derechos constitucionales.

Somos iguales ante la ley y tenemos los mismos derechos”, expresó Moraga. Estas declaraciones fueron facilitadas este pasado viernes 17 de febrero en una Conferencia de Prensa a la que activistas y grupos de diversidad sexual convocaron en Managua en horas de la mañana y en la que leyeron un comunicado de prensa en el que claramente expresaron su posición de no aceptar de parte de las autoridades de justicia el tipificar este crimen como un asesinato, sino como un crimen de odio con agravante de discriminación por preferencia sexual.

Foto: El Nuevo Diario - Marlene Vivas, Shandy y Kristabella, activistas de diversidad sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario