viernes, 25 de noviembre de 2011

25 de Noviembre: Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres

Y llegó otro 25 de noviembre.... nuestras compañeras féminas salen nuevamente a las calles a demandar la reivindicación del derecho básico a no sufrir ninguna forma de violencia y discriminación contra ellas en medio de un contexto socio-político y cultural en Nicaragua que continúa desfavoreciéndolas.

L@s diputad@s en la Asamblea Nacional siguen sin aprobar leyes en contra de, y que sancionen la, violencia contra las mujeres, mostrando con ello una total indeferencia sobre el tema. Seguimos (y por lo visto seguiremos) con un Presidente sobre el que pesa la condena moral y ética de haber violado a su hijastra - según ella públicamente lo revelara - (pues el caso nunca fue dilucidado adecuadamente y se ha evadido seguir un debido proceso judicial sobre el caso haciendo uso de triquiñuelas legales - que fomentan muchas dudas tras todo lo que se evidencia - y que, de permitirse seguir el debido proceso judicial, dejaría muy mal plantado al Presidente Daniel Ortega).

Por otro lado ayer nos dimos cuenta que ¨glorias del deporte nacional¨ siguen haciendo gala de violencia contra las mujeres: Román ¨el chocolatito¨ Gonzáles, pugilista nicaragüense nuevamente fue noticia el día de ayer en los medios televisivos al ser acusado públicamente por su esposa Raquel Doña (no te preocupes Raquel.... esto va para rato pues tu calvario apenas comienza ahora) quien ayer declaró en televisión nacional que Román la golpea, la violenta, le grita, le lanza objetos, destrozó su casa y ejerce toda forma de comportamiento misógeno y discriminatorio contra ella y contra su hijo, manteniendo una ¨mampara¨ de hogar dulce y modelo y haciendo creer a la población que es un padre y un esposo amoroso y ejemplar (misma situación de violencia que viven a diario tantas y tantas otras mujeres en Nicaragua que no se atreven a denunciar a los hombres que las violentan).

Ya con el mismo ¨ejemplo¨ habíamos sido recetados por Ricardo Mayorga, otro pugilista nicaragüense que ha sido acusado de violación contra una mujer (quien por cierto encabezará una marcha partidista del FSLN próximamente - como si fuera el mejor ejemplo a seguir - no tomando en cuenta que una persona con un comportamiento delictivo tan censurable y cuestionable deja mucho que desear y no es el mejor ejemplo a poner al frente de una marcha).

Los medios de noticias de este país - televisión, prensa escrita, radio, etc., - siguen plagados todos los días con noticias de violencia contra las mujeres en todas sus expresiones: misoginia, gritos, golpes, violaciones, incesto, asesinatos, insultos, etc. En una sociedad donde abundan las madres solteras y las jefas de familia - abandonadas por hombres que se aprovecharon, maltrataron y abusaron de ellas, dejándolas a su suerte posterior a haberse valido de ellas -, las estadísticas siguen evidenciando que en los primeros tres meses de 2011 los delitos contra las mujeres superaron el total de cifras de los mismos delitos que se sucedieron en 2010. Cada día son más y más las organizaciones de mujeres que denuncian estos delitos y demandan leyes que contengan la epidemia de violencia contra mujeres, adolescentes y niñas y que sancionen toda forma de discriminación y abusos contra ellas - incluida la reivindicación del derecho al aborto terapéutico, mismo que les fuera cercenado hace algunos años -.

Las compañeras lesbianas no lo pasan mejor y por partida doble continúan siendo invisibilizadas y, consecuentemente, doblemente violentadas, censuradas y discriminadas en este país haciéndoles pasar por ciudadanas de quinta categoría a quienes sus derechos les son doblemente negados. Ya no digamos a las mujeres Trans cuyo Gólgota sigue - y seguirá siendo - no menos afortunado que el de aquellas.

E iremos nuevamente a la correspondiente marcha del 25 de noviembre que este año saldrá de la PETRONIC cercana a los predios del Hospital Militar y que a viva voz gritará nuevamente las injusticias que las mujeres viven en este país y las demandas que gritan desde hace años confiando en que instituciones ¨plagadas¨ de hombres (ejecutivo, legislativo y aparato judicial) dejen de hacer oidos sordos a sus demandas y reivindicaciones.

Fuente: Comunidad Homosexual de Nicaragua - CHN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario