jueves, 6 de octubre de 2011

Presidente Iraní reconoce que en su país pueden haber homosexuales (aunque continúa cercenándoles barbáricamente sus derechos).


El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad (en la foto), contestó unas preguntas a CNN en las que ha admitido la posible existencia de personas homosexuales en su país, además de reafirmarse en su opinión contraria a cualquier derecho LGTB.

A propósito de las polémicas declaraciones de hace cuatro años, en las que Ahmadineyad aseguró que en en Irán la homosexualidad no existía, un periodista le preguntó en Nueva York directamente: “¿Hay homosexuales en Irán?“. La respuesta de Ahmadineyad comienza con un tajante “mi postura no ha cambiado“. “En Irán“, explicó, “la homosexualidad es considerada un pecado horrible. Quizás hay quien se dedica a esas actividades, y puede que usted esté en contacto con ellos y sea más consciente de ellos“, añadió, refiriéndose al periodista.

La respuesta no quedó ahí: “Pero en la sociedad iraní, tales actividades, pensamientos y comportamientos son vergonzosos. Por tanto, no son elementos conocidos dentro de la sociedad iraní. Tenga la seguridad de que es uno de los peores comportamientos en nuestra sociedad. Está en contra del mandato divino, las enseñanzas divinas de todas y cada una de las religiones y perjudica a los seres humanos y a la humanidad. Pero, como gobernante, no puedo salir a la calle y parar a la población y preguntarles sobre su orientación específica, así que mi posición al respecto está clara“, remató Ahmadineyad.

Esta es, junto a la intervención de 2007 en la Universidad de Columbia, una de las escasas ocasiones en las que el presidente de Irán ha contestado una pregunta sobre la situación de las personas LGTB en el país asiático. El pasado marzo, Ahmadineyad fue entrevistado por la periodista española Ana Pastor, quien le inquirió sobre las ejecuciones a homosexuales sin que aquel se pronunciara sobre el asunto y se limitara a pedir a Europa y Estados Unidos que no se inmiscuyeran “en los asuntos internos iraníes“.

Numerosas personas LGTB iraníes han contestado al presidente de su país. En mayo de este año, refugiados iraníes se manifestaron en Ankara (Turquía) con lemas como “¡Ahmadineyad, estamos aquí!”. En 2008, el solicitante de asilo Mehdi Kazemi escribió en su blog: “Existo ciertamente como homosexual iraní”.

La situación de las personas homosexuales en Irán es terriblemente complicada, como ejemplifica la reciente ejecución de tres hombres acusados de mantener relaciones, o los casos anteriores de Ayun y Mosleh, Ebrahim Hamidi, Reza, Alireza, Hamid y Amir Hossein o Nemat Safavi, entre otros. En diciembre del año pasado nos hacíamos precisamente eco del extenso informe que la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch había presentado al respecto: acoso policial, arrestos indiscriminados, malos tratos, tortura, condenas judiciales que llegan a la muerte, etc.

Sobre esta noticia, activistas LGBTIQ ligad@s al sector de la sociedad civil comentáron que: ¨Análogamente lo mismo sucede acá en Nicaragua, donde el gobierno actual dice ´reconocer a la diversidad sexual´ (rezan las campañas proselitista de la Primera Dama Rosario Murillo) pero contradictoriamente es uno de los sectores más abandonados en las políticas y programas de gobierno pues no existen ni programas, ni leyes, ni beneficios para las personas de la diversidad sexual y solo les buscan para ´los eventos de belleza, colorido y musica´ y no les ofrecen alternativas verdaderas para suplir sus verdaderas necesidades tales como el acceso al empleo, salud de calidad, vivienda, y leyes en favor de sus demandas¨ - comentaron l@s activistas consultad@s que pidieron el anonimato.

Fuentes: www.cnn.com www.sentidog.com www.advocate.com Foto: Presidente Iraní Mahmud Ahmadineyad, cortesía de www.vidaymundo.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario