viernes, 6 de mayo de 2011

Finalmente es legal la unión civil homosexual en Brasil! Felicitaciones!!!


Tras dos días de debate, el Supremo Tribunal Federal de Brasil, (la máxima corte del país), legalizó anoche la unión estable de personas del mismo sexo y garantizó que las parejas de gays y lesbianas puedan tener los mismos derechos (tanto civiles como económicos) que los matrimonios heterosexuales como ocurre en otros países de América latina.

Por abrumadora mayoría, además del respaldo del abogado del Estado y la Procuraduría General, el máximo tribunal garantizó la igualdad de derechos tras dos pedidos de acción formales. Uno había sido realizado por la Procuraduría, que sostenía que no reconocer estos derechos -entre ellos, el de una pensión por separación, muerte y herencia- iba en contra del principio de igualdad establecido en la Constitución.

El otro había sido presentado por el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, que quería reconocer los derechos de las parejas homosexuales dentro de la administración pública de su estado. La idea era permitir que el estado reconozca las uniones homoafectivas que si bien ya existían como documentos, tenían pocos derechos reconocidos. Ahora las familias homoafectivas son reconocidas como tales y se les juntan 111 derechos familiares que no tenían antes, entre ellos el derecho a pensiones, adopción y sucesión.

El fallo del Supremo llena un vacío en la legislación brasileña, que no reconoce la unión civil entre dos personas del mismo sexo; varios proyectos en ese sentido quedaron varados en el Congreso por falta de apoyo. Ahora, todos los tribunales del país deberán cumplir con lo establecido por el Tribunal.

Según el último censo, en el país hay por lo menos 60.000 parejas homosexuales estables. Brasil se une así a la Argentina -donde el casamiento gay es legal-, Uruguay, Colombia y México en reconocer los derechos civiles y económicos de las uniones civiles de un mismo sexo.

La histórica medida fue fuertemente resistida por la Iglesia, que a través de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) buscó convencer al Supremo Tribunal Federal de rechazar este reconocimiento. Fuera de la corte, en la Plaza de los Tres Poderes de Brasilia, cientos de activistas y defensores/as de derechos humanos celebraron la aprobación.

Fuentes: www.ilga.org y otras fuentes consultadas que pidieron el anonimato

No hay comentarios:

Publicar un comentario