miércoles, 1 de septiembre de 2010

“Movimiento de la Diversidad Sexual de la Juventud Sandinista”: hacia qué apuestan las nuevas tretas del dictador Daniel Ortega?

Hoy fuimos testigos de la entrevista brindada por el joven Arin Sánchez (aparentemente gay), Coordinador Nacional del “Movimiento de la Diversidad Sexual de la Juventud Sandinista” presentada en horario matutino en el canal 4 de televisión (de afiliación orteguista) y en la que se mencionaba que se ha hecho el lanzamiento de dicho movimiento el 25 de junio pasado.

El joven en cuestión no es conocido en el ámbito de las ONG’s y movimientos sociales que tradicionalmente han trabajado el tema LGBTI en el país. Todo apunta a que lo sacaron de la “nada”. De las apuestas de este movimiento, qué podemos decir? Según palabras del joven Sánchez, su sector de la población comprende a jóvenes (por no decir adolescentes) entre 13 y 14 años de edad y que forman una “super-mega estructura” (según palabras textuales del entrevistado) que se concentra “en todos los departamentos, municipios, ciudades, comarcas y barrios del país” (cita textual). Se enfocan en temas “ambientales, de diversión, entretenimiento y de deportes” (cita textual del entrevistado) como oferta “de derechos”(cita textual) para atraer a este sector poblacional sexualmente diverso.

Apuestas de otro tipo (digamos apuestas políticas, agendas mínimas concertadas o a concertar, estrategias, lineamientos del Movimiento)??? No hubo alusiones o referencias a estas cosas ni a agendas relacionadas con la cuestión de derechos humanos ni nada por el estilo.

Nos llama la atención que hubo un énfasis muy marcado (repetitivo en múltiples ocasiones) hacia el hecho de que este sector poblacional “no está seguro de su preferencia sexual” y por eso el Movimiento de la Diversidad Sexual de la Juventud Sandinista tiene que recurrir constantemente a “brindarles atención y acompañamiento psicológico” (cita textual del entrevistado). Pareciera como que el Movimiento (o sus integrantes) padece o adolece de problemas o desajustes emocionales o psicológicos serios?

A todas luces la entrevista pareció montada en lugar de tener una fluidez natural. Nada que decir de la entrevistadora del programa que a todas luces era evidente que tampoco dominaba el tema y no tenía ni la menor idea del tipo de preguntas con las cuales podía abordar a su entrevistado. De todo el palabrerío sin sentido que aparentaba ser articulado no podemos sino deducir que:

No es sino otra trampa del dictador Daniel Ortega para ahora (al igual que hicieron con las organizaciones de mujeres, el movimiento feminista y organizaciones y movimientos de la sociedad civil de carácter social y ciudadano) debilitar también al movimiento y organizaciones de la diversidad sexual que hasta la fecha han trabajado en el país y que no han podido dominar a como originalmente pensaron hacerlo.

Atrás quedaron todas las promesas que hicieron de reivindicar los derechos de la diversidad sexual y de su aparente apertura e inclusividad cuando lo que en realidad pensaban era concentrar y manipular a este movimiento a su gusto y antojo y ahora, dado que no pueden manipularnos ni controlarnos la estrategia es crear su propio movimiento para justificar que son inclusivos e incluyentes y que este sector poblacional caiga en la trampa electorera que favorezca las pretensiones reeleccionistas del binomio Ortega-Murillo.

Detrás de todo esto están las ambiciones del grupo CEPRESI que no ha hecho sino aliarse con el gobierno orteguista para favorecer sus propios intereses y posicionarse al frente del asunto y por supuesto al frente de una buena, generosa y jugosa tajada, no es así Don Norman?

En resumen: el tamal ya está destapado y la guerra está más que declarada. Finalmente sabemos quién es quién y en qué arenas nos estamos moviendo. Estos cabrones no van a escatimar recursos para hacer caer a las organizaciones, movimientos e instituciones que han trabajando la temática de diversidad sexual desde la sociedad civil porque su plan es salirse con la suya a como dé lugar. Ahora más que nunca el movimiento deberá demostrar cohesión (de grupos), articulación (de agenda), discurso (político y ético unificado y de un solo criterio) y forjar alianzas estratégicas (sociedad civil y movimientos sociales, ONG’s, donantes) que le permitan defenderse de la oleada que se nos viene encima y prepararse para luchar con todos los fierros disponibles dado que ellos así también lo harán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario