jueves, 26 de agosto de 2010

¨Mi identidad¨ no nos identifica!

Ya tienen 3 sábados que están al aire en horario nocturno en el canal 8 de televisión nacional. Es una apuesta nueva detrás de la que se encuentra la señorita Atlántida Espinoza Acosta, una conocida activista lésbica que fuera miembro de un conocido grupo lésbico de Managua y quien tuvo la genial idea de presentarse un buen día ante las autoridades de dicho canal de televisión, plantearles la idea, lograr con ellos/as un contrato de 3 años de exclusividad y entendemos que detrás de todo esto está la ¨buena voluntad¨ de mostrar al público tal cual es la vivencia de las personas gays, lesbianas y trans que participan en dicho concurso.

Sin embargo, es también un ejemplo de que cuando las cosas no se hacen bien, entonces las ¨buenas voluntades e ideas¨ no pasan del papel y al final resultan en productos completamente distorcionados de la verdad y la realidad. Tal es este el caso!

No salíamos de nuestro asombro ni dábamos crédito a lo que vimos y escuchamos el sábado pasado cuando presenciamos el programa en cuestión y pudimos constatar que mucho del contenido del programa (que se conduce a modo de ¨talk show¨) carecía completamente de validez científica y más bien estaba orientado de modo que reitera tabúes y prejuicios sobre las personas LGBTI así como también les descalifica y discrimina y está saturado de homofobia, violencia conceptual y términos y conceptos incorrectos y desviados que hacen quedar muy mal parada a la comunidad sexualmente diversa en su conjunto.

No parecía haber guión alguno preparado, revisado ni estudiado. Las preguntas más bien parecían hechas al azar. Era obvio que los invitados/as no estaban preparados/as y mucho menos la presentadora que en lugar de focalizar la discusión en los aspectos positivos de la vivencia de gays, lesbianas y/o trans, hizo más bien gala de intimidades con una jerga ofensiva, poca culta, que evidenciaba su falta de dominio del tema y una mediocridad como profesional de la comunicación que debió previamente prepararse y que rayaba en interpretaciones ofensivas, torcidas, distorcionadas, erróneas, violentadoras, homofóbicas y totalmente ajenas a la realidad.

En una reciente reunión de activistas realizada esta semana, se abordó el tema con suma preocupación y la mayor parte de participantes, líderes, liderezas, organizaciones, movimientos e instituciones de derechos humanos de la diversidad sexual de Nicaragua expresaron una preocupación mayúscula, no ante el programa en sí, por considerar que la intención de mostrar la realidad de las personas LGBTI fue y es correcta, sino por la forma y el contenido completamente incorrecto en que se hace dicho abordaje de su realidad.

La Comunidad Homosexual de Nicaragua, ante los presentes hechos de los cuales hemos sido testigos, hacemos un llamado a los y las activistas de la diversidad sexual a no dejarse ¨seducir¨ por los cantos de sirena de los medios de comunicación, algunos de los cuales, en un afán desmedido por ¨venderse¨ recurren a trampas y sortilegios para los y las incautos/as que caen fácilmente en ellas y en las tretas y andanzas del comercio y el negocio inescrupuloso sin tener la preparación adecuada para negociar adecuadamente y para hablar con propiedad sobre la vivencia de la población LGBTI del país.

Por otro lado, exhortamos a los medios de comunicación a no violentar nuestra vivencia como seres humanos y no hacer ¨show¨ de ella en su afán desmedido por venderse y posicionarse en el mercado. A las autoridades de gobierno y más específicamente a la Procuradora Especial de la Diversidad Sexual, señora Samira Montiel, respetuosamente le presentamos esta denuncia y que como ciudadanos/as nicaragüenses que somos de esta nación y miembros de la comunidad LGBTI del país, EXIGIMOS que se tomen cartas en el asunto, se investigue adecuadamente y de manera pronta e inmediata esta situación con el canal 8 de televisión y se emprendan las medidas correspondientes al caso mismo para impedir que se continúe transmitiendo un programa tan homofóbico, sexista, violentador y discriminador como este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario