viernes, 13 de agosto de 2010

Entrevista hecha a Belissa Andia Pérez, Secretaria Mundial Trans de ILGA para la CHN.


Publicamos a continuación la entrevista que para la CHN concediera gentilmente Belissa Andia Pérez (del Instituto RUNA en Perú), Secretaria Mundial Trans de ILGA para la CHN.


CHN:

1.- Belissa, crees que los y las activistas LGBTI actuales en realidad tienen bien definido un horizonte claro (con metas claras) hacia donde se debe enrumbar el activismo local, regional y mundial? O más bien consideras que en el activismo LGBTI actual cada quien se dispara por donde se le ocurre? Cómo es en el caso de las/os activistas Trans?


Belissa:

El movimiento LGBTI ha tenido un desarrollo vertiginoso en los últimos años, a instancias de la importancia determinante que tiene el cuidado de la salud pública especialmente por su impacto de manera decisiva en la economía de nuestros pueblos. En este sentido las intervenciones en salud por el control del VIH han abierto una puerta para visibilizar nuestros derechos sexuales y reproductivos, ampliando nuestros horizontes que no iban más allá del gueto. Los/las activistas hemos podido procesar en estos nuevos espacios abiertos el nefasto impacto de la discriminación, la exclusión social y el estigma, para erigirnos como ciudadanas/nos dignas/nos con la posibilidad de luchar por un destino con justicia, igualdad, solidaridad, apostando por un mundo mejor. Ciertamente se ha abierto una puerta, en que al Estado le ha sido posible el concurso de las organizaciones de la sociedad civil para instrumentalizar la campaña mundial contra la epidemia del Sida, con total disponibilidad del movimiento en razón del alto impacto mortal que significó en un primer momento para el movimiento, pero esta vinculación ha significado estar supeditados y tutelados en nuestras acciones por contenidos que vienen con los programas de salud, manteniendo el control de nuestros cuerpos. El movimiento LGBTI con la reciente incorporación de los sectores trans e intersex va buscando espacios para dar lugar a la reflexión, el análisis de la situación de nuestros derechos para definir en que horizonte impulsaremos nuestras estrategias de incidencia política, resueltamente en la promoción de nuestros derechos sexuales, reproductivos que son la base de vulneración del concierto de nuestros derechos humanos. Es el caso de la/los activistas Trans, han abierto espacios de dialogo en que se aborda el tema eje central de la identidad de género, la necesidad impostergable de sustraerla de los manuales de diagnostico en que esta catalogada como un trastorno, buscando nuevos enfoques a aquel que concibe la sexualidad y el género en un marco binario, complementario, en que está organizada nuestras sociedades de manera restrictiva y arbitraria y que francamente ya está rebasado por la experiencia humana develada . Ciertamente hay muchas posturas al interior del movimiento, que es el cúmulo de experiencias acrisoladas desde el campo de la salud y que en este proceso de evaluación nos llevara a confrontarlas y decantarlas con mejor claridad hacia la construcción de nuestra agenda. Trazar rumbos, implica propiciar espacios de reflexión, de debate, de construcción de plataformas y de amalgamar alianzas, y este proceso debemos echarlo a andar. Es Claro que el modelo binario de la sexualidad y el género se ha agotado y se resiste a dar paso a nuevas relaciones que van aparejadas con cambios en otros ordenes.


CHN:

2.- A qué premisas principales y fundamentales debe responder un activismo eficaz y eficiente? Bajo qué criterios se debe definir una incidencia política eficaz dentro del activismo LGBTI y particularmente dentro del activismo Trans?


Belissa:

La insurgencia de las identidades trans ha motivado que muchos movimientos tomen con atención la reflexión sobre el género é incorporando en sus discursos el principio de la no discriminación, conjuntamente con la inclusión real en sus agendas, es decir llevar la consecuencia del discurso a la práctica. La eficacia de la incidencia política debe reflejar necesidades e intereses reales, compartir la información, promover diálogos amplios y canalizar la participación de los/las activistas y grupos interesados en una lucha más amplia.


CHN:

3.- Cuáles crees que son los retos a futuro del movimiento LGBTI mundial en un contexto en el que ahora se ven más los avances y alcances de nuestro activismo y en el que los logros son cada vez más sorprendentes, pero también en el que los obstáculos también parecen cada vez más infranqueables sobre todo cuando hay mucha más resistencia a tolerar, aceptar e incluir a las personas Trans?


Belissa:

El primer reto es el que se de al interior del movimiento LGBTI, que es la inclusión plena de las/los activistas trans y la igualdad en toda instancia, especialmente en la representatividad, lo que exige al movimiento trans madurez política y superar sus devaneos afianzando alianzas, básico para articular el apoyo descontado del movimiento de la diversidad y los movimientos sociales, transversalizando nuestra agenda y a su vez siendo participes de las agendas de los diversos movimientos con presencia real


CHN:

4.- Belissa, entendemos que próximamente se realizará la Conferencia Mundial de ILGA en Brasil. Ahora que tu período al frente del Secretariado Mundial Trans (teóricamente) termina y luego de haber tenido tiempo suficiente en tan importante responsabilidad ante ILGA durante estos años para reflexionar en los avances logrados y los obstáculos en el camino, en tu opinión, cuáles serán las próximas prioridades que debería definir la Conferencia Mundial para el activismo y accionar de ILGA para los futuros años como referente regional y mundial, sobre todo en cuanto al activismo Trans?


Belissa:

ILGA como abanderada de los derechos de la diversidad sexual y de género, al plantearse ya desde años atrás la incorporación de las identidades trans debe reflejar esa decisión política en acciones mas concretas hacia la plena inclusión . Un logro importante fue ciertamente la creación del secretariado trans; la realización de conferencias específicas congregando trans MtF y FtM, siendo la primera realizada en el 2006 en Ginebra; el impulso y promoción del derecho a la identidad de género a la par del derecho a la orientación sexual; es necesario en contraparte modernizar su constitución con una perspectiva de géneros múltiples, difusos. Como movimiento apostamos por fortalecer la institucionalización de ILGA y posicionarla en la escena mundial, rescatando el aporte voluntario de sus activistas y sumando las voluntades de sus miembros en sus niveles regionales y mundiales, afianzando la comunicación en el nuevo formato de la página web interactiva y promoviendo campañas que vinculen y articulen al movimiento.


Foto: Cortesía del website de ILGA en (www.ilga.org).

No hay comentarios:

Publicar un comentario