miércoles, 14 de julio de 2010

Nuevos retos para los/as homosexuales: Entrega 4 de 4.



Reto 4: Que todos sus derechos sean reivindicados y nuevamente reconocidos.

Queridas y queridos lectores: A continuación la entrega 4ta., y final de una serie de artículos en los que a lo largo de varios meses hemos abordado los que a nuestro criterio son los retos que apremian – en materia de derechos humanos – a la diversidad sexual de Nicaragua.

Y decimos “derechos humanos” en un sentido muy amplio porque, luego de la dictadura de los Somoza y posterior a ello el que en la historia moderna del país se sucedieran tres gobiernos de corte neo-liberal y un cuasi-gobierno actual que se amalgama de un corte “neo-libero-revolucio-crático” (por tratar de definirlo de alguna forma) cuando en Nicaragua siguen como materia pendiente los derechos humanos para el grueso de la población y muy particularmente para la población LGBTI.

Se lucha por la reivindicación de nuestros derechos pero el hecho es que los políticos no brindan garantías sino más bien promesas huecas a manera de “cantos de sirena” a muchos y muchas incautos e incautas que se dejan seducir y arrastrar por estos y al final caen en la trampa: Muy tarde se dan cuenta que no son más que mentiras y promesas vanas. Luchamos por el reconocimiento de nuestros derechos pero el gobierno de turno no hace valer dichos derechos y el estado no garantiza el cumplimiento de los mismos ni siquiera de los más básicos (estudio, salud, trabajo, comida, techo digno, seguridad social).

Y se abanderan de los derechos humanos al presentarse ante el escenario mundial en la ONU como “paladines” en la defensa del los derechos humanos en Nicaragua y articulando un discurso de que “aquí no ha pasado nada” cuando la realidad es otra muy distinta!

Y se abusa de los derechos humanos en sus discursos huecos que rayan en lo inmoral, en el descaro y en la desfachatez cuando ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra un embajador de quinta categoría se atreve a asegurar firme y de manera vehemente que en Nicaragua “no se violan los derechos humanos”!

Y se pisotean los derechos humanos una vez más cuando se premia al hampón de D’Scoto en calidad de representante del gobierno de Nicaragua (antiguo sacerdote para colmo de males) con un curul de “consultor” en materia de derechos humanos ante esta Comisión de las Naciones Unidas!

Que todos nuestros derechos sean reivindicados y reconocidos? Sí, cómo no!!! No nos la van a poner nada fácil! Es un doble discurso el que se maneja y pobres de aquellos y aquellas que crean que todo viene a partir de ahora “servido en bandeja”. Como bien comentaba un conocido activista gay de la diversidad sexual en una reciente actividad en Managua: “… la diversidad sexual está sucumbiendo a los cantos de sirena del gobierno de turno, quienes en su afán electorero les están prometiendo las estrellas y el firmamento con tal de ganarse el favor y el voto de este sector de la población para las próximas elecciones presidenciales con tal de entronizar al caudillo orteguista por otro período más, pero al final cuando ya estén estos de nuevo en el poder, las promesas de campaña (y los derechos humanos) no pasarán del cajón del olvido…”.

Y se continúa sin articular un discurso serio y de peso… y seguimos sin articular una propuesta política conjunta… y entendemos que la Procuradora de la Diversidad Sexual (como espacio de incidencia política) continúa esperando a las organizaciones de diversidad sexual y distintos personeros del gobierno no hacen sino darle largas al asunto con tal de disuadir potenciales esfuerzos de las organizaciones de diversidad sexual…. y al final… como dice el famoso personaje humorístico mexicano: Oh!!! Y ahora quién podrá ayudarnos???

No hay comentarios:

Publicar un comentario