martes, 6 de abril de 2010

Semana Santa y doble moral…… a quién la Iglesia pretende engañar?


Procesiones interminables… pago de promesas… penitencias van y vienen. Alfombras multicolores en las calles hechas para la temporada… olor a incienso por doquier. Promesantes van y promesantes vienen tras peregrinaciones de cientos de kilómetros… pasando suplicios casi apocalípticos bajo creencias que hasta rayan en lo inverosímil. Santos por aquí e imágenes por allá. Servicios religiosos en todos los templos. Tradiciones religiosas impuestas antaño y prohibiciones absurdas y hasta ridículas que no tienen sustento bíblico alguno.

Qué más se puede pedir a este pueblo tan católico y tan pagano? El colmo de todo ha sido el ¨último invento¨ del cura de la parroquia de Diriomo, quien afirmó que luego de haber ¨inventado¨ el vía crucis acuático en el lago de Granada, ahora van con sus dos últimas expresiones: un ¨nuevo¨ vía crucis para adolescentes que será hecho todos los jueves santos y también un ¨nuevo¨ vía crucis para los y las jóvenes para los viernes santos. Qué sigue después? Un vía crucis para los brujos y brujas de Diriomo?

Nos preguntamos: de dónde cuernos sacan tales ¨invenciones¨? Que acaso no les alcanza el tiempo como para en realidad preocuparse por los verdaderos (y a propósito de la semana santa) clavos que tienen en ciernes?

Para nadie es un secreto el último escándalo que se han aventado encima los curas y sacerdotes pedófilos de la iglesia católica y que le han estado pisando los talones al Papa Ratzinger (autonombrado Benedicto XVI) sobre denuncias de pedofilia que les han caído de todo el mundo y que principalmente apuntan a curas y sacerdotes en Irlanda y que, si bien recuerdan, sobre el mismo tema, se presentaron varios casos y acusaciones sobre el cura Dezi acá en Nicaragua en años recientes, delito sobre el cual el susodicho fue acusado, apresado, juzgado y puesto en prisión en Italia por los abusos deshonestos y violaciones cometidas en niños y niñas en Nicaragua.

Qué cuernos con procesiones, pagos de promesas, rezos y letanías interminables! Al diablo con golpes en el pecho y penitencias absurdas y sin valor alguno! Cómo tienen moral para venir a predicarnos el amor a Dios y al prójimo y a embarrarse las manos con servicios religiosos y misas (donde manosean las ostias y el vino) y prédicas sobre el sacrificio del Mesías cuando no tienen reparo alguno en violentar sexualmente (y sin que las manos les tiemblen) a víctimas inocentes de esta pila de degenerados sexuales?

A quiénes pretenden engañar con un discurso de tal calibre cuando el tema de violaciones sexuales y abusos deshonestos está en la palestra pública y sobre el cual hasta el mismísimo Ratzinger se ha quedado callado y no ha tenido siquiera el valor para pedir una disculpa pública?

Lo único que podemos confirmar con estas actitudes es la falta de moral que abunda dentro de la iglesia en cuestión y que permea a todos y todas dentro de la estructura jerárquica de la misma, desde el más consagrado seminarista, fraile o monaguillo faldero, hasta el más encopetado cardenal o Papa. Desde la más humilde y condescendiente monja, hasta el más férreo y ultra recalcitrante Opus Dei. Y vos…. cómo la ves con tanta res?

No hay comentarios:

Publicar un comentario