jueves, 15 de abril de 2010

Bertone: Como no están a la altura moral, ética ni legal para defenderse, ahora nos quieren embarrar de lodo?


Qué vergüenza con esto de las declaraciones del Canciller del Vaticano, el Cardenal Tarcisio Bertone, quien al mejor estilo de un capo que defiende a su mafia ahora nos viene con la absurda idea de querernos embarrar en su mierda y sus cochinadas ante la impotencia de no poder defender lo indefendible y pretenden ¨rafaguear¨ a otros con sus porquerías!!!

Como no tienen argumento legal, ni moral, ni ético alguno para poder defenderse de las acusaciones de pedofilia que le han sido imputadas a la sacro santa madre Iglesia Católica, entonces ahora la ¨mejor estrategia¨ es querer imputar el delito de pedofilia a la comunidad LGBTI a nivel mundial para evitar que la bola de nieve del escándalo continúe creciendo más dado que ya se les ha vuelto prácticamente incontrolable y no está en sus manos resolver esta bronca.

Pero qué chanchos que son! En lugar de llevarlos ante la justicia, como corresponde, el mismísimo Papa Ratzinger (Benedicto XVI) encubre su actuar y se limita sencillamente a enviar una carta a los obispos irlandeses donde les dice que deben primero ¨pensar en el bienestar de la Iglesia Universal¨ y también agrega en dicha carta que en cuanto a estos degenerados deberán (y citamos textualmente): ¨ brindarles todo el cuidado paternal posible¨. Qué les parece?

Es el colmo que tras sus investiduras clericales pretendan encubrir y peor aún, malintencionadamente, redirigir el foco de atención y de ataque incriminando a otros y otras que nada tenemos que ver en este delito, queriéndolo alejar fuera de todos estos criminales y gangueros violadores y quienes deberían ser acusados, enjuiciados y puestos en prisión tal y como se hizo con el Padre Dessi y como corresponde hacer con cualquier delincuente pedófilo sin importar que vistan sotanas, cuellos clericales y rosarios.

P.D. Las citas textuales nos han sido facilitadas por nuestros y nuestras colegas de EGDS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario