miércoles, 10 de marzo de 2010

Homenaje a Salvador Cardenal Barquero.


¨… soy el mensajero de los tristes y ardientes soñadores, que va revolotear diciendo amores, junto a una perfumada cabellera… … soy feliz, porque es mía la floresta, donde el misterio de los nidos se halla, porque el alba es mi fiesta y el amor mi ejercicio y mi batalla…¨ - Rubén Darío.

Salvador, qué se puede decir de vos que no se sepa ya? No mucho en realidad…. Te conocimos por encima de todo por las preciosas canciones que entonabas junto con Katia en Guardabarranco. Música tan privilegiada igual que sus voces juntas.

Asistimos en innumerables ocasiones a tus conciertos… un deleite para todos los sentidos! Disfrutabas tanto cantar! Eran momentos muy especiales que recordaremos por siempre. Canciones tan hermosas!

Tu legado… más que ninguna otra cosa la cantidad innumerable de jóvenes y jovencitas de una nueva generación que han seguido tus canciones, su mensajes y tu legado por mucho tiempo y que perdurará en nuestras memorias hoy y siempre.

Es una pena que personas como vos, con una vida tan privilegiada y tan ejemplar nos acompañen en este peregrinar por tan poco tiempo. Porque ejemplos como el tuyo no los vemos acá en Nicaragua todos los días, pero son esos ejemplos los que nos hacen creer en que la utopía puede eventualmente ser una realidad.

Hasta la vista Salvador… sabemos que ya disfrutas cantar allá en lo alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario