lunes, 15 de marzo de 2010

Adultismos a extrema ultranza vrs. liderazgos en ciernes.

Recientemente nos enteramos de la salida de una activista lésbica del grupo lésbico SAFO. Sin dar mayores razones, sencillamente recibimos un ¨me voy¨ y listo. Estos hechos dejan muchas cosas en qué pensar, pero es triste que este tipo de situaciones continúen ocurriendo hoy en día entre la población LGBTI.

Cansados estamos de ver este ¨desfile¨ de todos los años, en el que unos y otros y unas y otras continúan dividiéndose para pasar a formar parte de otros nuevos grupos y no dejamos de preguntarnos: Qué pasa con nosotros y nosotras? Hacia dónde vamos?

Hace poco menos de 3 meses recibimos también la noticia de que otro conocido ¨activista¨ de Carazo, del grupo ECA, se había ¨retirado¨ y pasó a formar parte de otro nuevo grupo que han parido.

Y la pregunta continúa: Qué nos está pasando?

Hacia fines de 2009, otro activista de la AHCV también decidió ¨salirse¨ y conformar otra nueva propuesta. Y la pregunta sigue: Qué estamos haciendo?

No es la primera vez que este tipo de situaciones pasan. Ya antes, por supuestas inconformidades y desavenencias sin resolverse, dos activistas más habían ¨salido¨ de SAFO. Pasaron eventualmente a formar un grupo nuevo que ahora se conoce como MOVFEM. De ahí se volvieron a dividir y luego surgió otro grupo llamado ARTEMISA. Cualquiera podría interpretar que, al parecer, SAFO tiene un gran poder ¨multiplicador¨.

Pero no caigamos en la trampa. Es ¨vox populi¨ que todo esto no ha sido sino producto de posiciones adultistas y poco progresistas de activistas (ya bastante maduritas y maduritos por cierto) que se han ¨entronizado¨ al frente de esta organización (tal y como ha pasado también en organizaciones de gays y Trans) y que se resisten a soltar la ¨estafeta¨ y pasarla a la sangre nueva y a retoños renovados.

Igual ha pasado con la casi extinta Red de Diversidad Sexual LGBTI. El señor Mario Gutiérrez, quien ya pinta más de medio siglo a sus espaldas (52 años para ser exactos), se ha entronizado autoritaria, déspota y dictatorialmente, al frente de este que en sus inicios fue una buena propuesta, por ya casi 4 años, rehusándose a que jóvenes líderes, nuevos, con nuevas ideas, con propuestas frescas, asuman el liderazgo de este y otros espacios porque sencillamente así le conviene estar, verdad Don Mario?

No dejamos de preguntarnos? Por qué esto sucede? Que acaso la generación jóven no ve la necesidad de nuevas propuestas? Que acaso tenemos que continuar conformándonos con liderazgos vetustos, arcaicos, obsoletos, faltos de visión, faltos de propuestas nuevas y de corte medieval? Por qué tanto interés en mantener estos espacios en la ¨época del oscurantismo¨? Por qué los y las jóvenes no reaccionamos ante esto?

Los liderazgos que están basados en la falta de moral, los dobles discursos y la autoridad debida están condenados a desaparecer en el olvido. Pruebas? La historia lo ha demostrado más de una vez. Solo aquellos líderes que en realidad mantienen una posición concordante con valores inamovibles son los que en realidad perduran y son replicados en la historia. Será cuestión pues de que evaluemos lo que en estos grupos está pasando porque son parte de la propuesta LGBTI del país y la historia se encargará de mostrarnos la veracidad y alcance de sus propuestas.

Pero ojo! No debemos dejar pasar la oportunidad para cuestionar tales actuares. Es nuestro deber como activistas mantenernos a la altura del reto y del llamado y no permitir que actitudes y comportamientos tan arcaicos, no nos permitan avanzar. El legado que tenemos encima y la responsabilidad actual y futura, así nos lo demandan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario